Salud Intercultural En Contextos De Buda

Las 10 mejores aplicaciones para dibujar

De tales estados tres. o el estado directo vive y por la agricultura, 34 es participante la moral directa que yace sobre las relaciones familiares y en ñ«óÑÓ¿¿, y que pone por eso en sus límites el difunto y ÒÓáóóÑÞÑ¡¡Ù® el espíritu „de la generalidad concreta".

La vida de la sociedad civil como el sistema del trabajo económico es dedicada no sólo "la formación" natural, sino también la preparación de las habilidades humanas y, e.d. la formación práctica y teorética. los coches, la especialización y la división del trabajo, la dependencia mutua y el embarazo de las personas uno con otro: se crea el sistema económico y el interés cada uno en el trabajo y sobre la propiedad de todos.

La policía sirve la vida de la sociedad de afuera y de la parte, manteniendo el orden público, favorable al derecho: previene las casualidades nocivas, eliminando todo que a ella parece peligroso y sospechoso (la esfera del juicio contenido por los buenos caracteres); apoya ¡Ñ¡áÓÒÞ¿Ò la seguridad personal y de propiedad, "organizará los trabajos de utilidad general, abastece el salario indigente, conduce la vigilancia por la educación familiar, la corporación y las organizaciones de iglesia, organizará la beneficencia, corta el enriquecimiento y la aparición de la plebe, se preocupa por el desarrollo del comercio exterior y la colonización. Transforma por esto la sociedad en la semejanza„ la familia universal y aporta en su vida al espíritu de la unidad arreglada.

El accesorio a aquel u otro estado está determinado no sólo el nacimiento y las circunstancias, pero al fin de cuentas la opinión subjetiva y una arbitrariedad que esconde sin embargo, por la necesidad interior vital. El individuo tiene que pertenecer al estado conocido porque solamente a través de esto él recibe „la realidad especial y la objetividad moral: lo conduce aquí no sólo de las necesidades, sino también la necesidad de iniciarse al organismo de entero", „el honor estamental" y „la respectabilidad la necesidad de recibir cualquier significado en„ el reconocimiento de otros y en la vida política del estado.

Si el espíritu del pueblo amold los estados, esto significa que él se forma en el estado, hay por el estado que él mismo es el estado; por eso todo que caracteriza de lo esencial el espíritu público, caracteriza de ese modo y el estado.

La esencia básica del estado - esta unidad metafizicheski-concreta de la multitud empíricamente discreta de personas. La primera condición del efectivo del estado del estado es la existencia de la multitud humano. 1

Formal, o industrial, el estado vive „ del producto natural" 35; la base de su existencia en su trabajo, la reflexión y la razón, también en el cambio con otros grupos. Este estado de los artesanos, los fabricantes y Ô«Óú«óµÑó acumulando la riqueza por propias fuerzas, madura la disposición independiente y llega rápidamente al desarrollo a la vida, 36 a la exigencia de libertad y el orden. Y mientras tanto la riqueza engendra la pobreza y los pobres privados del honor por el trabajo ganar la existencia; maduran la protesta interior contra rico, contra la sociedad y, y se convierten en la plebe que se rebela (el comienzo de la pulverización empírica).

Y aquí, si dirigirse con este criterio a aquel "ú«ßÒñáÓßÔóÒ", que líneas Hegel trataba de representar más de una vez, se descubrirá que esconde en él la serie entera de "los contrastes" y las partes "no satisfactorias", y »Ó¿Ô« tales, que no son casual para él, pero salen de su más naturaleza. Resulta que la esencia del estado consiste para ser limitado en todas tres relaciones: y por el volumen de la composición humana, y por el ritmo de la vida especulativa, y por el nivel del desarrollo espiritual. El estado "absoluto" «ßÔáÑÔßn en estas restricciones, a pesar de que ello "absoluto", pero porque ello "el estado". Y si esto así, "la idea" del estado es el signo que nota no "la victoria" del Espíritu en la persona, y el límite del espíritu humano.}

La vida corporativa es propia principalmente al estado; transforma los objetivos de interés propio de sus miembros, a través de la asociación, en el asunto público: el individuo, entrando en la corporación, se inicia al espíritu de la unión concreta y »Ó¿ÒþáÑÔßn en el servicio es relativo-desinteresado; en esto el servicio — él adquiere a él el mérito y "el honor" 39 y se educa al desinterés superior y verdadero las vidas. La familia, educando en la ducha "la vergüenza", y la corporación, acostumbrando el alma al sentimiento del "honor", son a la intermitencia dos soportes ú«ßÒñáÓßÔóÑ¡¡«ú« las existencias; y el estado se queda a su base universal, el objetivo y la realidad.